*CONEXIÓN CASTILLITO*

Más norias

Posted in Artículos, Relato by Alejandro Barragán Luna on 13/07/2020

queremos sushiYo no me conformo con una sola. En realidad, yo pondría como diez norias seguidas en toda la margen esa del río. Desde aquí hasta el espigón. Dispuestas en batería, sabes cómo te digo, así como cejadas. Que el conjunto no parezca un aparcabicis ciclópeo, sino algo más estético. Lo de las licencias es lo de menos, ya habrá tiempo para eso; hay cosas más importantes.

Saldríamos en los telediarios de todo el mundo. La gente fliparía, se crearían miles de empleos más de los que ya tenemos y por fin, veríamos cómo cambiamos el rumbo de nuestra economía. Podríamos abandonar la senda del turismo estacional y daríamos la bienvenida a la era del turismo rotacional, o giratorio, o como quieras que se llame. Un cambio de concepto que lleva implícito la misma esencia de la noria: el cambio constante. Una oda a lo efímero, al nada es eterno, cosas por el estilo. Una buena campaña de marketing lograría convencer a las masas, que se lanzarían como locas a las taquillas y se darían las vueltas necesarias para captar la nueva imagen triunfadora de El Puerto. Ya no serán cientos, sino decenas de miles de fotos, todas iguales, de la estampa aérea del atardecer, la bahía, las azoteas, las salinas, todo tan poético. Y al contrario, miles de postales con las norias de fondo, colocadas como un escuadrón de aviones circulares a punto de lanzarse sobre el casco antiguo.

Yo es que ya me lo imagino. Camisetas, gorras, riñoneras con las norias serigrafiadas. Las colas gigantes para acceder. Autobuses a reventar. Renfe aumentando sus conexiones con las capitales y bajando los precios por solidaridad con el pueblo. Apartamentos turísticos hasta en el entorno del cementerio. El PIB disparándose. Con el superávit, se instalarían más norias, ya en la otra margen, en las Galeras, plaza de toros, glorieta del Oasis. Y cómo no, una en la plaza de la Noria. Ahí iría la más grande jamás construida, ¿que no? Sería lo suyo. Adoraríamos las norias y nos olvidaríamos del resto de ídolos caídos en desgracia.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (13 de julio de 2020)

La tortuga mora

Posted in Artículos, Experimentación, Fábula, Relato by Alejandro Barragán Luna on 13/01/2020

agujasEl informe de la Agencia Tributaria es tajante y avisa, bajo amenaza de sanción económica: “La tortuga mora (testudo graeca), en su época de hibernación en la desembocadura del Guadalete, se inhabilita para ejercer un cargo público durante siete o más años, por si se da el caso de que cometa prevaricación, algo común según los últimos estudios. Siendo un animal de gran longevidad, las condenas se hacen largas y pesadas por lo que desarrollan habilidades inauditas (el cortejo y la cópula de las tortugas moras puede verse hoy como espectáculo público en la plaza de toros o a través de canales de pago). (…) Con las bajas temperaturas, suelen introducirse bajo tierra y ahí mismo, apáticas, se contratan a sí mismas, con el objetivo de no depender de nadie ni de la titulación requerida. Esta actitud las convierte, de facto, en expertas en recursos humanos, que son una especie mucho menos antigua, en términos evolutivos, que los reptiles. (…) Hoy día, debido a los efectos de la depuradora de aguas residuales, la tortuga mora ha adquirido la costumbre de limpiar las empresas municipales, expulsando a cualquier sujeto que se muestre indefenso, en una búsqueda incesante de la rentabilidad natural. En este devenir biológico, son capaces de dejar morir de inanición a diversos tipos de asociaciones ajenas a sus principios morales. (…) En las épocas de cría, la tortuga mora aprovecha para preparar campañas electorales, ausentándose de su trabajo, pero manteniendo el sueldo. La adaptación y supervivencia de los individuos depende de esta triquiñuela éticamente reprobable desde el punto de vista del reino animal. (…) En base a todas estas cualidades, amplificadas por una desmesurada exposición en las redes sociales, la tortuga mora está eclipsando la figura del alcalde en su quehacer diario. Por todo ello, la Agencia Tributaria desaconseja el uso totémico de la tortuga mora en cualquier fiesta típica local (incluída San Antón) y reclama su ingreso inmediato en un zoológico de máxima seguridad”.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (13 de enero de 2020)