*CONEXIÓN CASTILLITO*

Más norias

Posted in Artículos, Relato by Alejandro Barragán Luna on 13/07/2020

queremos sushiYo no me conformo con una sola. En realidad, yo pondría como diez norias seguidas en toda la margen esa del río. Desde aquí hasta el espigón. Dispuestas en batería, sabes cómo te digo, así como cejadas. Que el conjunto no parezca un aparcabicis ciclópeo, sino algo más estético. Lo de las licencias es lo de menos, ya habrá tiempo para eso; hay cosas más importantes.

Saldríamos en los telediarios de todo el mundo. La gente fliparía, se crearían miles de empleos más de los que ya tenemos y por fin, veríamos cómo cambiamos el rumbo de nuestra economía. Podríamos abandonar la senda del turismo estacional y daríamos la bienvenida a la era del turismo rotacional, o giratorio, o como quieras que se llame. Un cambio de concepto que lleva implícito la misma esencia de la noria: el cambio constante. Una oda a lo efímero, al nada es eterno, cosas por el estilo. Una buena campaña de marketing lograría convencer a las masas, que se lanzarían como locas a las taquillas y se darían las vueltas necesarias para captar la nueva imagen triunfadora de El Puerto. Ya no serán cientos, sino decenas de miles de fotos, todas iguales, de la estampa aérea del atardecer, la bahía, las azoteas, las salinas, todo tan poético. Y al contrario, miles de postales con las norias de fondo, colocadas como un escuadrón de aviones circulares a punto de lanzarse sobre el casco antiguo.

Yo es que ya me lo imagino. Camisetas, gorras, riñoneras con las norias serigrafiadas. Las colas gigantes para acceder. Autobuses a reventar. Renfe aumentando sus conexiones con las capitales y bajando los precios por solidaridad con el pueblo. Apartamentos turísticos hasta en el entorno del cementerio. El PIB disparándose. Con el superávit, se instalarían más norias, ya en la otra margen, en las Galeras, plaza de toros, glorieta del Oasis. Y cómo no, una en la plaza de la Noria. Ahí iría la más grande jamás construida, ¿que no? Sería lo suyo. Adoraríamos las norias y nos olvidaríamos del resto de ídolos caídos en desgracia.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (13 de julio de 2020)

ERTE raro

Posted in Artículos, Reflexiones by Alejandro Barragán Luna on 29/06/2020

WhatsApp Image 2020-06-28 at 16.12.18Por respeto a la importante labor profesional y social del profesorado, padres y madres no deberían convertirse en sus sustitutos ni en gestores de la agenda educativa de sus hijos. La administración lo ha intentado en estos últimos meses, pero creo que con poco éxito. Claro que la situación excepcional que hemos vivido ha obligado a improvisar, dejando a cada centro la responsabilidad de implantar sus propios métodos.

En mi experiencia (Infantil y primero de Primaria, que es lo que me toca), el ‘telecolegio’ no ha servido para inculcar a mis peques el interés y el gusto por aprender. Las clases telemáticas (cuando el alumnado no es autónomo para acceder a dispositivos informáticos) no garantizan el derecho de todos a la educación. Mediante esta forma de ‘teleeducación’ he visto cómo se subrayaban las desigualdades entre las familias (según sus circunstancias), se han interrumpido los mecanismos de integración y equilibrio social que proporciona la escuela, se han generado grandes problemas de conciliación familiar y laboral, y la adquisición de nuevos conocimientos ha sido dudosa. ¿Puntúa con más nota si corrijo las faltas de ortografía de mi hija antes de entregar una tarea? ¿Han evaluado mi rendimiento o el de mis hijos?

No soy ningún experto en enseñanza, pero quisiera que familias y personal docente se unieran para decirle a la administración que revise para qué ha servido todo lo que se ha hecho desde mediados de marzo. Y buscar alternativas por si nos sobreviene otro cierre físico de las escuelas. Se me ocurre que quizás, en tal caso, se obviara el temario oficial. O que simplemente, el profesorado mantenga un contacto vivo con sus alumnos, ofreciendo apoyo y recomendaciones, sin tareas o evaluaciones obligatorias. Una especie de Expediente de Regulación Temporal Educativo, un ERTE raro; la enseñanza reglada en ‘suspenso’. No tengo la varita mágica. Pero, al menos, presionemos para que el colegio siga fomentando el amor por aprender e iguale las oportunidades en el acceso a la educación.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (29 de junio de 2020)

Crisis de altibajos

Posted in Artículos, Experimentación, Poesía en prosa by Alejandro Barragán Luna on 06/04/2020

cañónLo malo de estar confinado es. Y lo bueno, lo bueno. Un arcoiris perfecto, mullido, silencioso, ¿lo viste? Te fijas en las cifras de destrucción de empleo. De pronto, esos delfines haciendo ballet en el muelle de Cádiz. Cuál es el número de fallecidos que dan los periódicos hoy. Las enfermeras exhaustas. Cuando abro la ventana por la mañana, imagino que estoy en el monte, me dan los buenos días los pájaros. Miro cada día los gráficos lineales y logarítmicos, con las curvas de toda esta colgaera. No me concentro para leer. Pero hemos rodado seis películas en casa con nivel técnico cazador-recolector. A veces me adentro en el oscuro mundo de la prensa pocilga y veo titulares escritos con esputo. Que me hacen reír. Y llorar. Se me saltaron las lágrimas aplaudiendo a mis compas que trabajan en los hospitales y que se sienten fatal con dignidad y vocación. Y de paso aplaudo, en voz baja, a las cajeras, a mis tenderos y a los periodistas que, en su precariedad laboral, ahí están, joder. La solidaridad de la gente. Los malditos chivatos de balcón. Sentirte amenazado y vigilado cuando sales a por el pan. Los niños obligados a aprender qué carajo es el estoicismo con clases prácticas. La creatividad del undécimo arte, el de los memes y videos y audios chistosos, que dan puntos para seguir viviendo con sensación de vivir. La desesperación de la gente despedida, ertizada, arruinada y a ver cómo salimos de esta. Mujeres fabricando mascarillas caseras para. Qué bonito sería que. Qué mierda está haciendo el gobierno con. Lo suyo es que. Si es que ya dije que. Comemos todos juntos en familia, la tele apagada. Hay gente que está sola, muy muy sola. Las videollamadas salvan a mucha gente. Odio videollamar. Qué felices deben estar los traficantes de ludopatía. Renovarán el materialismo inútil y el humano seguirá hipotecándose. Qué fácil ha sido encerrar a toda la población y quitarles los derechos de un plumazo entintado. Estamos ante una oportunidad única de evolucionar como especie. Un día más. Un día menos. Déjame respirar.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (6 de abril de 2020)