*CONEXIÓN CASTILLITO*

Memeces

Posted in Artículos, Experimentación, Reflexiones by Alejandro Barragán Luna on 27/01/2020

piedraToda criaturita tiene derecho a escuchar memeces. Memeces propias de su entorno. Solemnes tonterías. No corras, que te vas a caer. Ponte los zapatos, que te resfrías. Cuéntame un chiste gracioso. Por qué no te callas. Lávalo, guarro. La juventud cada vez está peor. No hace frío, es humedad. A lo mejor es gay. Pórtate bien o te traerán carbón. Propósito de enmienda. Un marco incomparable. Pistoletazo de salida. Sobrepeso. Persona tóxica. Cuando seas padre, comerás huevo. Oído cocina. Gastrobar. Multitaberna. Cómetelo todo. ¿No te gusta el tofu? Ojalá me toque la lotería. Y tú más. Pues anda que tú. Dermatológicamente testado. Colón descubrió América. La reconquista. El informe PISA. La película del año. Cada vez que haces eso, muere un gatito. Te quejas por vicio. Sociable, habilidad para el trabajo en grupo, nivel alto en inglés. El algodón no engaña. Yo tú me tomaba un frenadol. Aquí mando yo. Los extremos se tocan. El rey del pop. Si lo puedes soñar, lo puedes hacer. La vida es del color que tú quieras. Bienvenido a la república independiente de tu casa. Las frases de Paulo Coelho. Un préstamo preconcedido. No cobramos comisiones. Crearemos un millón de empleos. Disney Channel, por fin para todos. Ni machista ni feminista. Es que iba sola. Posiblemente la mejor cerveza del mundo. Twitter cuesta dinero. Es un rey bastante campechano.

Reconocerás que en este listado faltan miles de memeces. Sobre todo, según tu criterio, faltan las mías, las que yo digo, esas a las que aplicarías tu gran pin. Claro. Pero no por eso vamos a dejar de decirlas, ¿verdad? Así que, por favor, os lo ruego: no privemos a las criaturitas de escuchar memeces, vengan de quienes vengan. De alguna manera hay que garantizar que cuando lleguen a la edad adulta, sean capaces de comprender el mundo que les rodea y puedan soltar sus propias memeces, bien argumentadas, y nunca a lo loco, en plan así, una detrás de otra, pin pan pan, como si fuera una absurda lista de la compra en prosa.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (27 de enero de 2020)

La tortuga mora

Posted in Artículos, Experimentación, Fábula, Relato by Alejandro Barragán Luna on 13/01/2020

agujasEl informe de la Agencia Tributaria es tajante y avisa, bajo amenaza de sanción económica: “La tortuga mora (testudo graeca), en su época de hibernación en la desembocadura del Guadalete, se inhabilita para ejercer un cargo público durante siete o más años, por si se da el caso de que cometa prevaricación, algo común según los últimos estudios. Siendo un animal de gran longevidad, las condenas se hacen largas y pesadas por lo que desarrollan habilidades inauditas (el cortejo y la cópula de las tortugas moras puede verse hoy como espectáculo público en la plaza de toros o a través de canales de pago). (…) Con las bajas temperaturas, suelen introducirse bajo tierra y ahí mismo, apáticas, se contratan a sí mismas, con el objetivo de no depender de nadie ni de la titulación requerida. Esta actitud las convierte, de facto, en expertas en recursos humanos, que son una especie mucho menos antigua, en términos evolutivos, que los reptiles. (…) Hoy día, debido a los efectos de la depuradora de aguas residuales, la tortuga mora ha adquirido la costumbre de limpiar las empresas municipales, expulsando a cualquier sujeto que se muestre indefenso, en una búsqueda incesante de la rentabilidad natural. En este devenir biológico, son capaces de dejar morir de inanición a diversos tipos de asociaciones ajenas a sus principios morales. (…) En las épocas de cría, la tortuga mora aprovecha para preparar campañas electorales, ausentándose de su trabajo, pero manteniendo el sueldo. La adaptación y supervivencia de los individuos depende de esta triquiñuela éticamente reprobable desde el punto de vista del reino animal. (…) En base a todas estas cualidades, amplificadas por una desmesurada exposición en las redes sociales, la tortuga mora está eclipsando la figura del alcalde en su quehacer diario. Por todo ello, la Agencia Tributaria desaconseja el uso totémico de la tortuga mora en cualquier fiesta típica local (incluída San Antón) y reclama su ingreso inmediato en un zoológico de máxima seguridad”.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (13 de enero de 2020)

Tener talento

Posted in Artículos, Reflexiones by Alejandro Barragán Luna on 21/10/2019

calcetinesEsta noche, una joven portuense, hija de amiga y compañera de gremio, participa en un programa nacional que se llama Got Talent, que yo nunca he visto, pero, oye, es para enorgullecerse. Otro colega acaba de estrenar su propia obra de teatro en Londres, la cual dirige y protagoniza él solito. Tengo amigos y conocidos que reciben premios literarios de renombre. Los tengo que triunfan con su música en Japón, Sudamérica o Barcelona. Gente que baila para rabiar. Campeones con diversidad funcional. Cineastas, pintores y artistas gráficos que son unos máquinas. Conozco gente con gran habilidad para diseñar alpargatas y ases de la cocina haciendo sushi o albóndigas. Hay quienes sobresalen en la biología, en la enfermería, en la docencia escolar, en los estudios antropológicos. Hasta tengo amistades talentosas en el uso del Tinder. Y hay, cómo no, quien muestra un enorme talento para hacer chapús en un santiamén, cultivar acelgas con destreza, limpiar retretes afanosamente, tender la ropa sin que se agujeree, criar vástagos sin sufrir estrés (o con estrés, qué más da). Talentos que alabo y que respeto profundamente a pesar de lo que sufren en la precariedad del momento, las estrecheces, la temporalidad, el ninguneo.

Claro que si le damos la vuelta al escaparate, nos podríamos dar un chocazo de frente con otros talentos más inmediatos, cómodos, rentables a corto plazo pero feos: Talento para gestionar mal, construir mal, pagar mal, contratar mal, insultar y agredir, acallar, desalojar, para horadar suelos, pudrir patrimonios, embolsillarse contratos rarísimos, para redactar planes de ordenación urbana enfangados desde el principio, para reconocer el plagio de una tribuna libre dentro de otra tribuna libre. Yo qué sé. Hay talento pa to.

La Bahía siempre ha sido tierra de talento, vale. Incluso yo tengo talento para hacer tortilla de papas, lo admito. Pero, a ver, contestadme, ¿sabéis a cuánto se paga el kilo de talento del bueno? ¿Cotiza en bolsa? Pues eso. Seguid pensando en el turismo.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (21 de octubre de 2019)