*CONEXIÓN CASTILLITO*

Quejas de playa

Posted in Artículos, Relato by Alejandro Barragán Luna on 27/08/2018

20180807_190447Está quien se queja de la marea, que está demasiado alta y atrae a muchos mosquitos y otros seres invasores. Está quien se queja de la arena, que hay demasiada, que se adhiere a la ropa como famélicas garrapatas (losmuertolarena, profieren).  Y quien se queja de las algas, que atraen piojos revolucionarios o casi, que lo ha leído en algún sitio. Y quien se lamenta del calor, que derrite sus helados con demagogia ecologista (¿Quién prohibió el aire acondicionado en la playa?, se pregunta a diario).

Está quien protesta por la cantidad de tatuajes que acaban afeando el horizonte, impidiendo ver los lunares y los granos y las estrías y las celulitis que se asoman más allá de los bañadores. Y quien se entristece porque el olor de la crema solar le recuerda a los puestos de la feria cuando uno coge el camino a casa. Y quien raja de los filetes empanaos, porque vaya tela los filetitos (¿?).

Y luego está quien se molesta por el hombre que lleva doce sombreros en la cabeza, uno debajo de otro, y eso no es normal, pues las reglas del mercado dictan otra cosa. Y aquél que dice a mala leche que los camarones que vende el de blanco son del Mercadona, que está segurísimo. Y quien denuncia que hay mucha clase trabajadora bañándose, con lo que suda esa gente, dejando el agua toda aceitosa. Y quien critica que hay mucho desempleado en la playa, pudiendo estar en casa delante de la tele y no aquí, aprovechándose del sol que pagan otros (nosotros, por supuesto) mediante impuestos. Y quien se ofende porque el negro que vende paños coloristas no representa a nadie, que nadie le ha votado y míralo, ahí está aprovechándose de la orilla. Y hasta está quien clama al cielo porque que nunca ve al alcalde (u otro famoso) en bañador, mostrando su pelo en pecho, porque una autoridad digna del pueblo ha de remojarse las chanclas, saludar al que pase por su lado y hacerse fotos con sus fans mientras las olas le salpican.

Y luego está quien se baña, sonríe, dice un par de carajotás y tira palante.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (27 de agosto de 2018)

Gente del Puerto

Posted in Artículos, Relato by Alejandro Barragán Luna on 30/07/2018

IMG_20180729_154402Siempre quiso ser portuense, pero le costaba mucho trabajo. Su acento parecía complicarle las cosas. Su residencia actual, en un país sin siesta, también. Y su pasaporte más todavía. Había nacido, por decir un sitio cualquiera, en el extranjero, y creció justo un poco más allá. Ni siquiera había pisado la ciudad donde muere el Guadalete. Sin embargo, era una persona obstinada. Se puso a calcular y calculó que alguien de su familia, hace varios cientos de años, debió haber nacido en El Puerto. Las probabilidades son altas, se dijo. Entre archivos, árboles genealógicos, onomásticas y legajos se puso a rebuscar un indicio de sangre portuense, hasta que dio con uno: El segundo apellido de una de sus tatarabuelas, que venía del otro lado del océano y cuyos orígenes se extendían entre dos o tres hemisferios, se correspondía con el mismo apellido que tuvo un arrumbador de los años 30, famoso por sus cantares, vecino de la calle Ganado, amigo de un banderillero que murió en la guerra.

Le fascinó la posibilidad de que sus ancestros hundieran raíces en El Puerto y su investigación le llevó hasta una web llamada Gente del Puerto, de la cual se enamoró enseguida. En trance, pasó horas y días enteros leyendo miles de artículos, empapándose de personajes, fotos, acontecimientos, cosas portuenses, viajando desde el rey Menesteo hasta el último emprendedor contemporáneo, pasando por gente trabajadora sin medallas.

Dice que un día, saltando sin orden de un artículo a otro, llegó hasta mí (nótula 765) y se le encendió una luz. Sin conocerme de nada, pensó que yo podría ser de gran ayuda. Trató de comunicarse conmigo muchas veces y en diferentes idiomas, hasta que por fin me digné a abrir uno de sus correos que empezaba así: Hola, quiero ser tú, ¿me dejas?, gracias, un saludo. Justo ayer le respondí que bueno, vale, solo tienes que sentarte y redactar un artículo felicitando a Gente del Puerto, por su décimo aniversario. Y así lo hizo. Se sentó y tecleó: Siempre quiso ser portuense…

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (30 de julio de 2018)

 

Clica aquí y verás

Posted in Artículos, Experimentación by Alejandro Barragán Luna on 16/07/2018

2018-07-15 21.41.46Adivina cuál es el adoquín más antiguo de la calle Larga. Las diez promesas más incumplidas por el alcalde y su equipo. Se hace una foto ante la estatua de Paquirri y le ocurre esto. El misterio resuelto de la basura que cobra vida y huye al extrarradio. La desternillante firma de un contrato de camarero en pleno mes de julio. ¿Cuánto sabes de la gestión de una plaza de toros? El apoteósico rescate en falso de un velero encallado en la playa desde abril. Descubre los inquietantes materiales con que hicieron, hace siete años, el puente peatonal, ¡alucinarás! El bochornoso comentario de esta concejala que se ha vuelto viral. Los mejores memes del último pleno municipal. ¿Tienes propuestas para sacar la ciudad de su abandono?, pues ésta es tu aplicación para el móvil. La lentitud de la obra de un parking, explicada mediante física cuántica. Los seis insectos favoritos de Vistahermosa. Se pierden 140 empleos en el Ayuntamiento, ¡y nadie los encuentra! Pozos Dulces, Moscatel, Cacahuete y otras calles de rechupete. Tremendo zasca de una joven artista local a la estatua de Alberti. El fantástico consejo que le dio este abogado a Hernán Díaz. El sorprendente hallazgo de veinte fardos de hachís que te hará volar de la risa. Las recetas más sabrosas para veraneantes low cost. Los grafitis más top de la ciudad para pasar el verano más cool. No te creerás lo que le pasó a este bañista cuando salió del agua. Averiguamos por fin el secreto del picudo rojo. ¿A qué se dedican hoy los políticos inhabilitados? Si no te motiva el vino fino, esto te interesa. Así bailan los milenials los pasodobles de Raza Mora. Decálogo para construir un campo de rugby en 3D. La conmovedora confesión de Juan Clavero tras su nombramiento. Cinco trucos para no llenarte de arena en la playa. Las gambas, mejor con bigotes. Y ahora, ¿quién arregla este monumento?

Las curiosidades imprescindibles para entender el periodismo futuro. No te pierdas esta columna, te dejará boquiabierto. Clica aquí y verás.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (16 de julio de 2018)

Una razón para la estación

Posted in Artículos, Experimentación, Reflexiones by Alejandro Barragán Luna on 18/06/2018

surfRazones por las que esta ciudad necesita una estación de autobuses, al lado de la de trenes: 1. Hay que gastar unos millones de euros que hay por ahí, infrautilizados, antes de que caduquen o los mangue cualquier amigo de Satán. 2. Los amantes tradicionales del transporte público interurbano no quieren esperar en una simple marquesina de barrio. 3. Fomentaría el uso del bus urbano como lanzadera hacia los confines del término municipal. 5. Justificaría la subida del precio del billete y así se animaría a los viajeros a usar el coche privado, invirtiendo en impuestos y, a la vez, enriqueciendo a los amos del mundo. 6. El pueblo se concienciaría de que las infraestructuras civilizadas (estaciones, estadios y palacios de congresos) serán en el futuro como los templos, pirámides y circos de la época clásica: ruinosos bienes turísticos. 7. La foto de su inauguración sería el mejor ejemplo de un apoteósico entendimiento entre administraciones.

Razones por las que la ciudad no necesita una estación de autobuses. 1. En realidad, con internet no es necesario viajar ni ir de compras en cuatro dimensiones. 2. Más que una, necesitamos tres o cuatro o cinco estaciones; ¿a caso sólo la gente del Tejar tiene derecho a andenes techados de última generación y máquinas expendedoras de azúcar y aceite de palma? 3. El aumento de precio del billete para rentabilizar la construcción fomentaría el uso del coche privado, apoyando el enriquecimiento de los amos del mundo (nótese que esta curiosa razón juega a dos bandas). 4. La gente acabaría reclamando después dos paradas de metro, un aeropuerto y una base militar subterránea, y a tanto no llega el presupuesto (somos muy de pedir cosas). 5. La foto de inauguración se convertiría automáticamente en un chiste viral a favor de la oposición, sea cual sea ésta.

Escoja ahora la razón que más le guste. Es gratis. Ya veremos después qué hacemos con su elección. Si no se decide, agítelas en una urna y saque una al azar. Será igual de útil.

Publicado en El Alambique, Diario de Cádiz (18 de junio de 2018)